Donate now
Donate now
Donate now
Press release

La presencia de ecosistemas marinos vulnerables en la zona marítima frente al delta del Ebro

Una investigación publicada recientemente muestra como la experiencia de los pescadores locales puede contribuir a un mejor conocimiento de los ecosistemas vulnerables

Reading time: 4 mins

Una investigación publicada recientemente muestra como la experiencia de los pescadores locales puede contribuir a un mejor conocimiento de los recursos marinos, y así contribuir a establecer mejores medidas de gestión y de protección.

Barcelona, 24 de marzo de 2022

Una investigación científica publicada recientemente en la revista Fisheries Research ha llevado a cabo entrevistas a numerosos pescadores que faenan en la zona marítima frente al Delta del Ebro, con el fin de evaluar la percepción de los pescadores con respecto al estado de los recursos marinos demersales, es decir, sobre el estado de las especies que viven en el fondo marino.

El estudio ha analizado la percepción de los pescadores de arrastre de fondo desde los años 80 hasta la actualidad en la zona marítima frente al Delta del Ebro. Ha identificado áreas de pesca históricas donde especies y Ecosistemas Marinos Vulnerables -como el coral bambú y plumas marinas-, todavía están presentes. Se trata de una información determinante para poder establecer medidas de gestión tales como Zonas de Recuperación Pesquera.

Concretamente, el estudio abarca la zona comprendida entre Cap de Salou (Tarragona) y Castellón de la Plana (Castellón), en un área marina que cubre una extensión de unos 7.000 km2 y presenta un rango de profundidad de 40 a 900 metros.

Cambios importantes en la abundancia de especies

Esta metodología, también conocida como Conocimiento Ecológico Local, ha demostrado que puede contribuir sustancialmente a mejorar la información histórica disponible y conocer la tendencia de especies de gran interés comercial para la flota, en este caso para la flota de arrastre de fondo cercana al Delta del Ebro, cuyas especies objetivo son la merluza, los salmonetes, los langostinos, o las galeras, y sobre las cuales no siempre existen evaluaciones científicas cuantitativas sobre el estado de los recursos explotados.

La investigación, en la que han colaborado investigadores de la Fundación ENT y de MedReAct, y que ha contado con la participación de investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC), ha documentado cambios importantes en la abundancia de especies. Por ejemplo, desde la década de los 80 hasta la actualidad la galera y el salmonete de fango han sido las dos especies que más han aumentado, mientras que la merluza y la caballa han sido las que más han disminuido. Un dato que concuerda con las evaluaciones científicas disponibles.

Presencia significativa de especies vulnerables

En este trabajo, y mediante el uso de la percepción de los pescadores, el estudio ha podido determinar que una zona marítima frente al Delta del Ebro destaca sobre el resto (denominada Área 4 en el estudio) por mostrar una aparente relevancia en cuanto a la presencia de Ecosistemas Marinos Vulnerables, tanto en el pasado como en la actualidad. Concretamente, los pescadores entrevistados han destacado que aunque se ha reducido notablemente la captura incidental de especies de corales, en esta área todavía se detecta una presencia significativa de varias de estas especies vulnerables, en especial de plumas de mar y en menor medida de otros corales como el coral bambú.

Una herramienta nueva para poder establecer medidas de gestión y protección

Además de documentar cambios de las especies comerciales más comunes, el estudio también ha analizado información sobre especies generadoras de hábitat -tales como corales, esponjas y plumas marinas- consideradas especies clave e indicadoras de Ecosistemas Marinos Vulnerables. Al ser vulnerables a la acción humana, particularmente a las pesquerías de fondo, conocer su presencia y distribución (presente y pasada) permite poder proponer medidas de gestión y de protección de estas especies.

Marta Coll, investigadora del ICM-CSIC y una de las autoras del estudio, considera que “la falta de información biológica y ecológica perjudica la gestión de las pesquerías y la implementación de la gestión basada en el ecosistema”. “Explorar el uso del Conocimiento Ecológico Local de los pescadores como fuente adicional de datos, con el fin de reducir la brecha de conocimiento científico existente, nos ha permitido aumentar el conocimiento sobre el estado y la distribución espacial de especies y ecosistemas vulnerables que se deberían proteger”.  

Marta Coll, investigadora del ICM-CSIC y una de las autoras del estudio

Debido a estos hallazgos, Lydia Chaparro, Ecóloga marina de la Fundación ENT considera que “la zona marítima en el exterior del Delta del Ebro podría ser una de las mejores candidatas para convertirse en una nueva Zona de Restricción Pesquera en el Mediterráneo debido a la gran riqueza ecológica que presenta”“Por ello, si se han documentado la presencia de una zona con especies vulnerables que necesitan protección, el Gobierno debería establecer sin demora medidas urgentes de gestión pesquera en la zona más allá de las medidas ya existentes”.

Debido a estos hallazgos, Lydia Chaparro, Ecóloga marina de la Fundación ENT

En esta misma línea la investigación menciona un caso de éxito en el Mar Adriático, donde el establecimiento de una Zona de Restricción Pesquera conocida como Jabuka/Pomo Pit ha demostrado que proteger zonas vulnerables de la actividad pesquera ha permitido en pocos años recuperar la biomasa de especies comerciales agotadas. Lo que ha conllevado beneficios ambientales, pero también beneficios para los propios pescadores que operan en las proximidades del área protegida.

La consecución del Objetivo “30×30” de la UE, que tiene como meta proteger de forma eficaz el 30% de las zonas marinas para el año 2030, y de cómo el establecimiento de Zonas de Restricción Pesquera pueden contribuir efectivamente a cumplir con dicho objetivo, será muy probablemente uno de los temas tratados durante la “Monaco Ocean Week” que tiene lugar esta semana en el Principado de Mónaco. En esta ocasión, la comunidad científica, ONG, gestores y demás participantes debatirán los últimos hallazgos y medidas entorno la conservación del océano.

Related posts

Read more on MedReAct
Subscribe to newsletter
crossmenuchevron-rightarrow-right